Tribunal-Supremo-anula-real-decreto

El Tribunal Supremo de España ha emitido recientemente una sentencia que anula parcialmente el Real Decreto 958/2020, el cual regulaba la publicidad de las actividades de juego en España. Este fallo ha generado un gran revuelo, tanto en la industria del juego como en la sociedad en general, debido a sus implicaciones legales y económicas.

El Real Decreto 958/2020, aprobado en noviembre de 2020, tenía como objetivo restringir la publicidad de los juegos de azar para proteger a los colectivos más vulnerables, especialmente a los jóvenes, del impacto negativo del juego. Estas eran las medidas incluidas en el decreto:

  • Limitaban los horarios de emisión de anuncios.
  • Prohibían la participación de personajes famosos en las campañas publicitarias.
  • Restringían los mensajes promocionales en medios digitales y redes sociales.
  • Prohibían el uso de bonos de bienvenida para nuevos jugadores, ya que no podían aprovecharse hasta los 30 días.

Sin embargo, diversos actores de la industria del juego presentaron recursos contra este decreto, argumentando que las restricciones impuestas eran excesivas y perjudicaban sus operaciones comerciales. Alegaron que el decreto no solo afectaba su capacidad de atraer nuevos clientes, sino que también interfería con los contratos publicitarios existentes, generando pérdidas económicas significativas.

En su fallo, el Tribunal Supremo ha considerado que el Real Decreto 958/2020 contiene disposiciones que vulneran principios constitucionales. Entre los argumentos del Tribunal, destaca que las restricciones a la publicidad impuestas por el decreto no estaban suficientemente justificadas y que no se había demostrado de manera clara su necesidad y proporcionalidad para proteger a los colectivos vulnerables. El Tribunal también señaló que el decreto afectaba desproporcionadamente a la libertad de empresa y al derecho a la libre competencia.

La decisión del Tribunal Supremo también ha sido bien recibida por la industria del juego, que ve en este fallo una oportunidad para recuperar parte del terreno perdido en términos de marketing y captación de clientes.