El Continental es posiblemente uno de los juegos de cartas más populares del mundo. Y también uno de los más curiosos, ya que al contrario que la mayoría; este no solo se juega con una baraja, sino con dos. A veces incluso más, dependiendo la partida y la variante.  

De forma habitual, una partida completa de Continental estará basada en 7 manos. En cada una de ellas se tendrá que hacer una combinación de tríos o escaleras. Porque, aunque no lo hayamos dicho aún, las barajas con las que se juega son inglesas, por supuesto. 

En cada mano subirá la dificultad, lo cual lo hace mas interesante a medida que avanza. Ahora veremos en detalle todas sus normas y también algún truco a tener en cuenta. Solo fíjate bien en cada paso, y practica para dominarlo. 

 

Cómo jugar al Continental 

Como comentábamos anteriormente, el objetivo del Continental es formar tríos o escaleras de color. Pero ¿Qué es un trío o una escalera de color? Sencillo. Un trío se forma por tres o más cartas del mismo número, sin importar del palo que sean. Digo lo de tres o más cartas porque aquí, si tienes cuatro sietes, por ejemplo, también se considera un trío. 

Una escalera, por el contrario, se forma teniendo cuatro cartas de cuatro números consecutivos del mismo palo. Por ejemplo, si se tiene un 2, un 3, un 4 y un 5 de tréboles. Aunque del mismo modo que antes, también puedes seguir la escalera con un 6, un 7, etc. 

Teniendo esto claro, solo queda jugar al Continental, barajando antes las dos barajas y repartiendo siete cartas a cada jugador. En la primera ronda, el objetivo será conseguir dos tríos. 

Una vez repartidas, la primera carta que quede en la baraja es la que se pone en la mesa. Entonces tienes la opción de añadir una carta o coger una del pozo o mazo. Teniendo en cuenta que, si coges una del pozo, deberás dejar una en la mesa, no importa cuál. 

También puedes coger la carta de la mesa y dejar otra con el objetivo de completar los dos tríos. Una vez conseguido se ponen en la mesa, y si sobra una carta, se paga.  

En la segunda ronda cambia un poco el juego y se convierte en algo más complicado. Se repartirán ahora 8 cartas con el objetivo de formar un trío y una escalera. En la tercera ronda sigue en aumento y ahora se reparten 9 cartas y el objetivo es formar dos escaleras. Así continuará hasta llegar a la ronda final donde se reparten 13 cartas para conseguir 4 escaleras. 

Una vez acabado, los puntos se suman según el valor de las cartas. Esto es, el comodín suma 50 puntos. Los Ases 20 puntos. Las figuras como el Rey, Reina, Dama y Jota, son 10 puntos. Y después cada carta con su valor, del 10 al 2. 

 

Dificultad del Continental 

Es considerado un juego complejo, al menos para empezar. Sobre todo, porque en cada ronda va aumentando la dificultad del Continental. Está destinado a esas personas amantes de las cartas y de los retos, porque es uno de los juegos más largos que hay. 

Pero a la vez, también satisfactorio, ya que el esfuerzo mental siempre trae recompensas. Que no te eche para atrás su aparente complejidad, cuando le coges el ritmo, todo irá rodado. 

 

Trucos para ganar al Continental 

Hay algunos trucos o tácticas interesantes que te gustará conocer a la hora de adentrarte en el Continental. Por ejemplo, el truco de los comodines o Jokers. Como hemos visto, en este juego sí que se les da uso, y de hecho son clave para ganar. 

En una partida, puedes usar varios para hacer o tu trío o tu escalera. De hecho, puedes usar incluso tres comodines para hacer un trío. Sin embargo, no podrá haber dos jokers seguidos en una escalera. 

 

Juegos de casino