El Guiñote es un juego extremadamente popular en Aragón, lugar de nacimiento. De hecho, suelen organizarse torneos populares en las fiestas, es poco menos que el juego número uno. Sus normas son muy similares al Tute y es una variante de la brisca. Por lo que, si conoces estos juegos, no tendrás mucho problema en dominar el Guiñote.

Se juega con 40 cartas de la baraja española, por supuesto. Después de haber quitado de ella tanto los ochos, como los nueves, aunque en algunas localidades quitan los doses. El valor de las cartas es similar al del Tute y se juegan de tres a cinco partidas o cotos.

Aunque se puede jugar solo con otra persona, lo normal es que sea por parejas. Así que, así lo vamos a explicar desde ahora para que puedas aprender todo lo necesario. Quédate con nosotros y descubre uno de los juegos más populares del país.

 

Cómo jugar al Guiñote

Como hemos dicho, es muy similar al Tute, de hecho, el valor de las cartas es casi igual. Cambiando que la sota ahora será más importante que el caballo. El As, por ejemplo, suma 11 puntos y el 3, diez. El Rey, 4 puntos, la Sota ahora serían 3 puntos su valor, y el Caballo, 2.

Sabiendo esto es hora de barajar, cortar y repartir seis cartas a cada jugador. Después se descubre la última carta que será el palo triunfo. Esto quiere decir que cualquier carta de este palo, por ejemplo, oros, valdrá más que cualquier otra carta. Pudiendo así echarla para llevarte la mano.

Después de terminar cada mano, los jugadores roban de la baraja hasta que esta se acabe. La partida de Guiñote acabará cuando una de las parejas sume 101 puntos. Normalmente, si esto no pasa se juega otra ronda. A menos que los jugadores hayan acordado que se jugará solo una o cinco, depende de cada uno.

Al final del Guiñote, se sumarán las cartas ganadas en cada mano de las dos parejas. Determinado así quién ha ganado, aunque también es habitual que los ganadores cedan la posibilidad de revancha. Se hace en términos de cortesía, aunque una vez más, depende de lo que se haya hablado antes de empezar.

 

Dificultad del Guiñote

En Aragón el Guiñote se juega tanto en adultos, como en niños. Suelen organizarse torneos en las fiestas populares para grandes y pequeños, por lo que no es un juego complejo. Te llevará de dos a tres partidas coger el ritmo al juego.

Una de las razones por las que aún hoy es tan popular es por su facilidad de juego. Se puede jugar tanto con mayores como pequeños, sin importar si han jugado alguna vez. Por eso, El guiñote se convierte en una referencia a nivel nacional en el juego de cartas.

 

Trucos para ganar al Guiñote

Hay varios trucos o consideraciones que podrás tener en cuenta si no quieres tener rival. Una de las más importantes es la posibilidad de descarte. Como hemos visto, hay muchas cartas que no valen nada, por lo que te será indiferente tenerlas. Si puedes acumular cuatro del mismo valor, podrás descartarte. Aunque asegúrate de que tu compañero o compañera lo ve, para que pueda descartarse de otra cosa.

También es importante darse cuenta de las cartas del palo triunfo que ya han salido. Al igual que los guiñotes, o sea las cartas que puntúan. De este modo, sabrás cuando echar tus triunfos para llevarte la mano o cuándo no jugártela.

La última mano suele ser clave. Precisamente, porque se suelen reservar ases o treses par el final. De esta manera, si tienes cartas triunfo y puedes llevarte las 10 últimas, seguramente acumules muchos puntos.

Por último, para sumar aún más puntuación, puedes cantar las 20 o las 40. En el primer caso se canta cuando tienes un Rey y una Sota del palo que sea. Esto difiere mínimamente del Tute, donde se canta cuando se tiene un Rey y un Caballo.

Con las 40 sucede lo mismo, podrás cantarlas cuando tengas un Rey y una Sota del palo triunfo. De esta manera, si tu pareja y tú podéis cantar más de una vez, tendréis muy cerca la victoria.

 

Juegos de casino